Hoy me he visto en el espejo, 
y me siento ya tan viejo, 
que al revisar mi camino, 
no he servido a mi destino. 

Mismo tiempo, mismas caras, 
sin duda están amañadas. 
ha sido el ilusionismo, 
o es que me miento a mí mismo.

Cada día el mismo viaje, 
arrastrando mi equipaje. 
Prisionero de mí mismo. 
Siempre es el mismo camino.

Fin que mañana es el día
en que te toca la lotería.
Mientras sueñas vuelve: 
Al vive desvive y duerme. 
Vive la vida en verde y azul, 
no en esa cola del autobús. 
Saca de ti el fuego y la luz, 
no esperes sentado a que llegue el obús.

Cada día el mismo viaje 
arrastro mi equipaje. 
Prisionero de mí mismo. 
siempre es el mismo camino. 
Un día tiene veinticuatro horas.
Tiempo para olvidar esta vida, 
vida que es como en el mar las olas, 
cuando vas a doblar esa esquina. 

Solo.

Un día tiene veinticuatro horas. 
Tiempo para olvidar esta vida, 
vida que es como en el mar las olas, 
cuando vas a doblar esa esquina. 
Un día tiene veinticuatro horas.
Tiempo para olvidar esta vida, 
vida que es como en el mar las olas, 
cuando vas a doblar esa esquina.